información útil sobre ahorro con calderas de gas y gasoil

Ahorrando con nuestra caldera de gasoil

Ahorrando con nuestra caldera de gasoil

Si tiene en casa este tipo de caldera deberá tener siempre las puestas a punto del quemador al día para conseguir que la combustión sea correcta y que el rendimiento de la caldera sea óptimo. En las calderas de gasoil se puede regular la temperatura del termostato interno de la caldera. Esta temperatura tiene la finalidad de dar la orden a la caldera de arrancar y parar para mantener la temperatura deseada. Con ello se consigue que al abrir un grifo o arrancar la calefacción la caldera ya esté caliente y el tiempo de respuesta sea inmediato. Una buena forma de ahorrar es bajando la temperatura de mantenimiento de la caldera hasta 60 grados (nunca por debajo de esa temperatura ya que podría ser perjudicial para los elementos internos de la caldera). Con la temperatura más baja la caldera arranca menos veces y cuando lo hace está más tiempo funcionado. Así se mejora el consumo general y se alarga el tiempo de vida de la caldera.

Cómo funciona una caldera de gasoil

Para comprender el funcionamiento de una caldera de gasoil, es útil observarla en una de sus aplicaciones más comunes: como un sistema de calefacción que se encuentra en muchos hogares y negocios. Considere una situación común que se produce muchas veces al día. Las personas dentro de un edificio ajustan el termostato a una temperatura a la que se sienten cómodos. Cuando la temperatura ambiente cae por debajo de ese ajuste, el termostato envía una señal eléctrica que abre una válvula y libera el agua caliente de la caldera. El agua entra en las tuberías de distribución y pasa a través de zócalos o radiadores de calefacción que calientan el aire por radiación y la convección del aire.

Circulación

Se utiliza una bomba para hacer circular el agua a través de la tubería y luego de vuelta a la caldera de calefacción. El agua se ha enfriado durante su viaje y, tras la mezcla con el agua ya en la caldera, producirá una caída en la temperatura. Un sensor de temperatura en el agua de la caldera está conectado al control principal de la caldera. Cuando la temperatura del agua cae por debajo de un valor predeterminado, una corriente eléctrica se envía al quemador de aceite y lo enciende.

Combustión

El quemador de aceite luego bombea aceite a alta presión desde un tanque de almacenamiento a través de un conducto de combustible a una boquilla del quemador. La boquilla pulveriza el aceite en una cámara de fuego, separándolo en pequeñas gotitas para que se evapore rápidamente y, por lo tanto, para que sea susceptible a la combustión. El quemador de aceite tiene tanto un sistema de encendido de alta tensión que envía chispas como una soplador de admisión de aire que proporciona aire a la cámara de fuego. Esto proporciona todo lo que es necesario para encender de manera eficiente el vapor de aceite. Los gases calientes de la combustión del aceite pasan a través de los tubos de metal o de las secciones en la caldera, calentándolos en el proceso. Estas tuberías calientes a su vez calientan el agua en la caldera hasta la temperatura máxima de seguridad del sistema. Esta agua se almacena en la caldera hasta que el sistema se pone en acción de nuevo por el termostato en el edificio.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s